sábado 22/1/22

El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, ha señalado que la situación de Cantabria es ahora mismo “muy complicada” por las inundaciones, que se han producido por un cúmulo de circunstancias –lluvias intensas y desnieve-, que han causado el desbordamiento de los ríos, daños en las carreteras e inundaciones en viviendas y garajes.

El jefe del Ejecutivo regional se ha desplazado al Centro de Coordinación Operativa (CECOP), desplegado en el 112 debido a la activación del Plan de Inundaciones en su nivel 1, donde ha lanzado un mensaje de tranquilidad a la población, dado que la situación está controlada y todos los medios de emergencia regionales se encuentran en estos momentos desplegados en distintos puntos de la región y, hasta el momento no es necesario el apoyo de otros medios de titularidad estatal.

Revilla ha mostrado su preocupación por la situación de las zonas más afectadas por este episodio de inundaciones, que ha visitado durante la mañana, como son las localidades de Ampuero y de Vioño y Renedo, en Piélagos. “No se había visto nunca así”, ha dicho el presidente, quien ha lamentado que estos episodios van a ser ahora cada vez más frecuentes por el cambio climático.

De cualquier forma, el presidente ha señalado que la Comunidad atenderá las necesidades más perentorias de la población y restablecerá las comunicaciones en las carreteras afectadas. Posteriormente, según ha dicho, se analizarán los daños, sobre todo en las carreteras, pero también en las granjas, vehículos y otros bienes.

Tras finalizar su intervención, el presidente de Cantabria se ha desplazado hasta la residencia de Arce, afectada también por las inundaciones, donde intervienen los servicios de emergencia autonómicos.

png_20211109_194129_0000

Informe de situación del INUNCANT

En estos momentos las zonas más afectadas son los municipios de Ampuero y Piélagos en los que se han desbordado los ríos Asón y Pas, aunque también se vigila estrechamente la cuenca del Besaya y Ebro por la influencia del desnieve ocasionada por la subida de temperaturas. Se están registrando inundaciones de garajes, viviendas, locales y bajos; y afección a la red viaria, además de en estas zonas, en otras cuencas de toda la geografía, que mantienen abiertas 181 incidencias.

En la actualidad, el Besaya tiene dos estaciones de medición en nivel naranja y una en amarillo; el Saja tres en Amarillo; el Pas una dos en rojo y una en naranja; Miera dos en amarillo; y el Asón dos en rojo.

Por lo que respecta a las carreteras, 107 vías presentan incidencias de los cuales 11 registran cortes, la CA-150, la CA-151, la CA-260, la CA-283, la CA-306, la CA-321, CA-632, la CA-668, CA-142, CA-356, y la CA-668.

Se está trabajando en la evacuación de 12 personas en cuatro localidades, todas ilesas. Los rescates requeridos están teniendo lugar en Vioño, una persona en una vivienda y cuatro en otra; Carandía 2 personas de una misma vivienda, en Barcenilla 2 personas en una vivienda, y Ampuero, una persona en una vivienda. En esta última localidad el Servicio Cántabro de Salud ha trasladado a personal médico a dependencias del Ayuntamiento para continuar dando servicio a los ciudadanos.

Asimismo, se han suspendido o adelantado la hora de salida en 15 centros educativos del entorno de Ramales de la Victoria, Ampuero, Corvera de Toranzo y Piélagos para evitar el riesgo de que un posible aumento de caudal impidiera la salida de unos 3.900 escolares a la hora habitual.

El Centro de Coordinación Operativa (CECOP) está reunido desde primera hora de la mañana en las instalaciones del 112 para gestionar la situación, y se han establecido tres Puestos de Mando Avanzados (PMA) dirigidos por técnicos de Protección Civil del Gobierno y bomberos del 112 en Ampuero, Vioño y Reinosa para seguir la evolución de las cuencas y los puntos más afectados.

Desde la activación del nivel 1 del INUNCANT trabajan para intentar paliar las consecuencias de las inundaciones y, fundamentalmente, para evitar daños en personas más de 300 personas entre técnicos de la Dirección General de Protección Civil del Gobierno de Cantabria; personal técnico, de sala y bomberos del 112; agentes de la Guardia Civil; Cruz Roja; bomberos voluntarios; agentes del medio natural de la Consejería de Desarrollo Rural; agrupaciones de Protección Civil y operarios de la Consejería de Obras Públicas, Ordenación del Territorio y Urbanismo del Gobierno de Cantabria.

Se espera que empiece a remitir el temporal por occidente y el Gobierno estará muy pendiente a lo largo de la tarde a causa del desnieve, que puede afectar a los ríos Ebro, Saja y Besaya.

Revilla dice que la situación en Cantabria por las inundaciones es “muy complicada”...