martes. 16.08.2022
La plantilla de Forjas de Cantabria, empresa radicada en Reinosa, ha iniciado hoy martes una nueva serie de concentraciones, que se sucederán a diario de 12.00 a 13.00 horas a la entrada de la fábrica, para denunciar la delicada situación que atraviesan sus 24 trabajadores y trabajadoras, abocados a perder sus puestos de trabajo tras conocerse que el administrador concursal de la empresa ya tiene el auto del juzgado de lo mercantil y ejecutará esta misma semana el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que dejará en la calle a toda la plantilla.
 
Las concentraciones, que se han iniciado hoy y se mantendrán al menos hasta el viernes, cuentan con el respaldo de la Federación de Industria de CCOO. Con estas movilizaciones la plantilla quiere dejar de manifiesto y denunciar la delicada situación que atraviesan, abocados a la pérdida de empleo, de su única fuente de ingresos, ante la falta de soluciones a un cierre que, a su juicio, es totalmente evitable porque la empresa tiene viabilidad y fortalezas que se están dejando perder.
 
Jesús de Celis, delegado de CCOO en la factoría, ha vuelto a pedir la implicación directa del Gobierno de Cantabria para buscar soluciones que desemboquen en el mantenimiento del empleo y de la actividad de una empresa que considera que “tiene futuro” si se invierten los recursos necesarios pues “se trata de una empresa que cuenta con personal muy cualificado y una cartera de clientes que podría retomarse de continuar la actividad con otros actores”. “Hay que encontrar nuevos actores que quieran invertir en un proyecto de futuro”, ha incidido.
 
Además, De Celis ha recordado la situación que han vivido los y las trabajadoras en los últimos tiempos, con un concurso de acreedores que se ha prolongado durante más de dos años, ERTE intermitentes y salarios sin cobrar. “Después de haber aguantado estoicamente todas las envestidas, es injusto que nos veamos en la calle y más sabiendo que la actividad es una actividad viable que podría reportar sendos beneficios”, ha subrayado el delegado de CCOO.
 
Desde que se conociera la complicada situación por la que atraviesa la empresa, la Federación de Industria de CCOO en Cantabria no ha cejado en su empeño de buscar alternativas al cierre, manteniendo reuniones con el alcalde de Reinosa y con los distintos grupos políticos del Ayuntamiento, así como con distintos consejeros del Ejecutivo cántabro, como la titular de Empleo o el de Industria, Ana Belén Álvarez y Francisco Javier López Marcano, respectivamente, o el propio presidente de la comunidad, Miguel Ángel Revilla. A todos ellos, también a la dirección de Forgin and Casting, propietaria de los terrenos en los que opera Forjas de Cantabria, les han trasladado su preocupación y les han animado a tomar cartas en el asunto para no dejar morir una empresa que tiene muchas posibilidades de futuro.
 
“Nuestro compromiso con los y las trabajadoras de Forjas de Cantabria es férreo. No pararemos hasta encontrar una vía alternativa que no suponga destrucción de empleo y que opte por el mantenimiento de la actividad de una empresa que, insistimos, tiene un enorme potencial. Lucharemos para que no se deje morir una empresa mítica en la zona. Tenemos que unir nuestras fuerzas para salvar la industria de la comarca porque todo cierre es un mazazo para Campoo y para sus gentes”, ha manifestado César Conde, secretario general de la Federación de Industria de CCOO en Cantabria, que ha insistido “en que los cierres de las fábricas suponen un éxodo hacia otros sitios. “Tenemos que evitar que se siga despoblando una comarca que es una referencia industrial para toda la región”, ha sentenciado.

La plantilla de Forjas de Cantabria se concentrará a diario en sus instalaciones para...
Comentarios