martes. 29.11.2022
“Pequeños gorriones en extinción”, como metáfora de “esas pequeñas cosas de la vida” que parece que ya no tienen sitio en nuestro frenético dia a dia y que, sin embargo, son las que nos dan fuerza para superar nuestros fracasos y derrotas… Todo un toque de atención para hacernos pensar y que se plasma en el mural con el que Almudena Báscones deja su huella en el museo al aire libre que es Galería Vertical. Una iniciativa de la que ella también es promotora junto al Ayuntamiento de Reinosa y que cuenta ya con 40 murales de creadores de diferentes partes del mundo y que se pueden visitar en 25 ubicaciones distribuidas a lo largo del municipio.
 
Lo importante
El trabajo de Almudena Báscones, de 59 metros de longitud, integra 3 escenas en las que sus ya características “muñecas frágiles de mirada perdida” nos vuelven a conducir, en las dos primeras, por el mundo de las emociones, empecinadas en que “no perdamos de vista lo importante”. Eso importante representado por pequeños gorriones a los que protegen con sus manos frente a las figuras inquietantes de gatos de grandes ojos y mirada felina como símbolo de la vorágine diaria y que, muchas veces, amenaza con engullirnos.
 
La escena final constituye, por su parte, un guiño a su ciudad natal, a ese “Reinosa, capital de la nieve”, blanco y curativo que trae serenidad frente a la pérdida y la incertidumbre. En resumen, el arte como generador de sensaciones; en este caso, de esperanza. 
 
 
 

Almudena Báscones deja en Galería Vertical una llamada a proteger “las pequeñas cosas...