lunes 29/11/21

"Nevada 1888" y "vigilancia nocturna de Reinosa en el siglo XIX"

Inauguramos la sección "Sabías que..." con la nevada ocurrida en Reinosa en 1888 y con el servicio que vigilaba las calles de Reinosa a finales del siglo XIX.
FB_IMG_1637491230787

El Comarcal de Campoo pone en marcha una nueva sección dominical en la que compartiremos semanalmente las curiosidades históricas que publican desde la Biblioteca Pública Sánchez Díaz.

FB_IMG_1637491230787

A raíz de la gran nevada de 1888 —que hundió los tejados de muchas casas, aisló a la población y produjo grandes daños— y las grandes  heladas de 18 grados bajo cero posteriores, el escritor Ramón Sánchez Díaz comentaba en una crónica local titulada “Momentánea a 20 grados bajo cero”: La gente circula con el cerebro en las albarcas, teniendo un miedo horrible a estampanarse los sesos. La brisa de noche parece hálito de muerte. La luna blanquea la población y la helada llega a todos los hogares sin lumbre. Es tan grande la friura, ha bajado tanto el barómetro, que se han helado los ríos, las capas de nieve y la epidermis.

FB_IMG_1637491307347

A finales del siglo XIX la vigilancia nocturna de la villa se llevaba a cabo por el Cuerpo de Serenos que tenían las funciones de atender el alumbrado público, vigilar las calles asignadas hasta el amanecer, anunciar las horas y el tiempo que hacía, acompañar a las personas que necesitasen salir o prestar servicios como ir a avisar a médicos, curas y otras urgencias. Su obligación según las ordenanzas era llevar un chuzo*, un pito y un farol encendido y numerado.
*Palo con una púa de hierro en un extremo usado a modo de lanza para atacar o defenderse, en especial el usado por los serenos y vigilantes nocturnos.

png_20211109_194129_0000

Recuerda que puedes descubrir más historia y curiosidades de la ciudad en las redes sociales de la propia Biblioteca: instagram.com/bibliotecareinosa y https://www.facebook.com/Biblioteca-Reinosa-118350451524257/

"Nevada 1888" y "vigilancia nocturna de Reinosa en el siglo XIX"