martes 30/11/21

El número de hogares cántabros con dificultades económicas para llegar a fin de mes ha disminuido un 11% respecto a 2017. Del mismo modo, tanto la capacidad de ahorro como las rentas medias de las familias de la región ha crecido en los últimos tres años. Así se recoge en la Encuesta Social de Cantabria 2020 que realiza cada dos años el Instituto Cántabro de Estadística (ICANE) y cuya publicación más reciente se ha retrasado por la crisis sanitaria. La muestra destaca que, pese al impacto de la pandemia, la ciudadanía ha aumentado su satisfacción con respecto a los servicios de los hospitales públicos y, más en concreto, con los de urgencias.

Durante la presentación de las principales conclusiones de esta encuesta, la consejera de Economía y Hacienda del Gobierno de Cantabria, María Sánchez, ha destacado que el trabajo del ICANE supone una “fotografía fiel de las condiciones de vida y hábitos de consumo” de la población. En total, se han realizado 1.800 encuestas de las que se han podido extraer datos relacionados, entre otras cuestiones, con la capacidad económica de los cántabros o su satisfacción con respecto a los servicios públicos.

Así, la titular de Economía y Hacienda ha explicado que, entre las principales conclusiones de esta encuesta social, destaca el hecho de que “la capacidad de llegar a fin de mes de la ciudadanía de Cantabria haya mejorado respecto a 2017”, y que los que llegan “con facilidad a fin de mes se incrementen en casi un 7%”. Con todo, ha mostrado prudencia respecto a estas cifras ya que ha reconocido que “el aumento de los que no saben cómo llegan a final de mes creció en casi 4 puntos porcentuales”.

En general, con respecto a las rentas de los hogares de Cantabria, se observa una “mejoría global” desde la anterior encuesta realizada en 2017. “Los ingresos medios mensuales de los hogares de Cantabria se sitúan alrededor de los 2.200 euros, con una distribución parecida a la de años anteriores. Una cifra ligeramente superior a la de 2017, cuando eran de 2.000 euros mensuales”, ha puntualizado la consejera. 

Igualmente, en relación con la capacidad de ahorro de los cántabros, la titular de Economía y Hacienda ha explicado que, “en el último año, con motivo del confinamiento, se ha producido un aumento de 5 puntos porcentuales respecto a 2017”. “Ese aumento en la capacidad de ahorro ha permitido que un 6% más de los hogares puedan hacer frente a gastos imprevistos, así como costearse al menos una semana de vacaciones”, ha señalado.

Asimismo, la encuesta revela que, con un 45,6% de respuestas recogidas, los entrevistados creen que su situación económica se mantendrá más o menos igual con el paso del tiempo. “Además, la cifra de indecisos se dispara hasta casi el 20%”, ha añadido Sánchez, quien ha matizado que todas las opiniones recogidas en esta muestra están condicionadas por “la incertidumbre laboral que planeaba sobre muchos trabajadores y trabajadoras a mediados del año 2020”.

El hombre como sustentador principal

En su más de 190 páginas, la Encuesta Social de Cantabria 2020 del ICANE revela que la renta de hogares encabezados por hombres sigue siendo superior. De esta forma, en ellos, la media se sitúa en 2.300 euros, mientras que en ellas desciende hasta los 2.000. “Llama poderosamente la atención cómo las mujeres son mayoría en la franja que representa los salarios de 1.000 euros o menos”, ha resaltado Sánchez. 

En este sentido, dos terceras partes de los hogares cántabros cuentan con un hombre como sustentador principal mientras que, en el caso de las familias con hijos y un solo sustentador, los hogares monomarentales cuadruplican a los monoparentales. “Por lo que el cuidado de los hijos en las familias con una sola persona al frente sigue siendo cosa de mujeres”, ha advertido Sánchez.

Valoración positiva del sistema de salud

 

Por otro lado, la muestra del ICANE recoge la satisfacción en líneas generales que tiene la ciudadanía cántabra sobre el sistema sanitario. Así, Sánchez ha afirmado que, pese a la “coyuntura sanitaria y de todas las dificultades”, la valoración se ha mantenido “en valores muy próximos a los registrados en 2017”.

En este punto, ha subrayado que, en todos los casos, tanto en el ámbito público como en el privado, “los servicios sanitarios cuentan con la aprobación mayoritaria de la ciudadanía”, destacando especialmente el aumento de la satisfacción entre los que acudieron a un hospital público (un 8,5 de cada 10 encuestados) y los servicios de urgencias (un 8,1). No obstante, Sánchez ha reconocido que la opinión ha empeorado “ligeramente” tanto en el caso de los usuarios de centros de salud y especialistas públicos, como en relación al hospital y las consultas de especialistas privados. 

Por su parte, el director del ICANE, Héctor Sánchez, ha explicado la metodología de esta encuesta, compuesta por preguntas relacionadas con las características del hogar y del número y perfil demográfico y socioeconómico de sus miembros. Y también por un cuestionario destinado “únicamente al informante” en el que se obtiene, además de la información económica individualizada, opiniones sobre diferentes cuestiones. 

Todos los datos de esta Encuesta Social de Cantabria 2020 se pueden encontrar en www.icane.es.

El número de hogares cántabros con dificultades económicas para llegar a fin de mes...