martes. 16.08.2022
La Consejería de Empleo y Políticas Sociales ha abierto una convocatoria de ayudas, “inédita en Cantabria”, destinada a impulsar la estrategia para la trasformación y adaptación de la red de centros de atención a la dependencia y discapacidad hacia un “nuevo modelo de atención centrado en la persona”.
 
Para ello, el departamento que encabeza Ana Belén Álvarez, a través del Instituto Cántabro de Servicios Sociales (ICASS), dedicará 4 millones de euros de los Fondos del Mecanismo de Recuperación, Transformación y Resiliencia a financiar proyectos e iniciativas de entidades locales, mercantiles y sin ánimo de lucro que encajen en este objetivo. 
 
La consejera, junto a la directora del ICASS, María Antonia Mora, y el director general de Políticas Sociales, Julio Soto, ha explicado en rueda de prensa los detalles de esta nueva línea de ayudas que se publica hoy en el Boletín Oficial de Cantabria (BOC) y que se articula en torno a seis ejes de actuación. 
 
Así, según han señalado, se incluye desde la financiación de proyectos de obra para la modernización de los centros, la adaptación de las residencias a unidades de convivencia reducidas o la dotación de tecnologías terapéuticas al servicio de los cuidados, como pueden ser sistemas de control de errantes, sistemas de comunicación bidireccional o sensores anticaídas, entre otros. 
 
Igualmente, la Consejería financiará proyectos dirigidos a mejorar los espacios comunes de los centros; proyectos de accesibilidad sensorial y cognitiva y la adquisición de nuevas tecnologías para uso de las personas usuarias, como sistemas de videoconferencia, ordenadores o tabletas.
 
Además, contempla una línea de subvenciones para la creación de centros de atención diurna de proximidad mediante la adaptación y el equipamiento de infraestructuras de titularidad de las entidades locales.
 
“No es una acción aislada”
 
Durante su intervención, Ana Belén Álvarez ha resaltado que esta convocatoria “no es una acción aislada, sino que forma parte de una estrategia” en la que se integran otros programas, como es la implantación en Cantabria de la teleasistencia avanzada, que tienen “la misma meta de avanzar hacia un modelo de atención centrado en la persona”.
 
En esta misma línea, ha apuntado que esta línea de ayudas persigue facilitar la adaptación a la Orden, aprobada hace ahora un año, que fija los requisitos materiales y funcionales que deben cumplir los centros de atención a la Dependencia y Discapacidad que operan en Cantabria.
 
Una Orden consensuada con el sector y que ha supuesto “un paso importante” hacia ese modelo de atención más personalizado que la Consejería está instaurando en nuestra Comunidad Autónoma. Tal y como ha recordado la consejera, la norma fija, entre otras cosas, que los centros de atención 24 horas deben estructurarse en unidades de convivencia de 30 personas como máximo, y cada módulo debe de estar dotado de salas esparcimiento y comedor, además del propio espacio reservado al alojamiento.
 
Hasta seis proyectos por entidad
 
Por su parte, la directora del ICASS, María Antonia Mora, ha explicado que la convocatoria estará abierta durante un plazo de tres meses, y cada entidad podrá presentar como máximo seis proyectos, uno por cada uno de los seis ejes de la estrategia del nuevo modelo de cuidados de larga duración.
 
Mora ha indicado que las cuantías máximas a percibir irán de los 100.000 a los 20.000 euros, dependiendo del eje de actuación, y el ICASS tendrá en cuenta para su adjudicación el alcance del proyecto (pertinencia, eficacia, eficiencia, impacto y sostenibilidad); su ubicación (en un municipio en riesgo de despoblamiento), el número de usuarios beneficiados o la cofinanciación de las iniciativas.
 
Las solicitudes, junto con la descripción del proyecto y la documentación adicional, deberán presentarse en el plazo de tres meses.
 
Récord en Cantabria: 7.000 plazas concertadas
 
Ana Belén Álvarez ha aprovechado para destacar la “buena salud” de la que goza el Sistema para la Autonomía y Atención a la Dependencia en Cantabria, que “acabamos de superar la barrera de las 7.000 plazas concertadas y ocupadas en Centros de Día y Residencias de atención 24 horas”.
 
Según los datos facilitados por la consejera, a 28 de febrero, son 2.004 personas dependientes en plaza de Centro de Día y 4.988 personas en residencia que se están beneficiando de la red de concertación financiada por el ICASS. Durante el año 2021 el ICASS concertó 200 nuevas plazas de atención a personas dependientes y con discapacidad, y en los dos primeros meses del año, en enero y febrero, se han concertado ya 99 más.
 
“Prácticamente, no existe lista de espera para acceder a ningún servicio y eso es un grandísimo logro del que todos debemos sentirnos orgullosos”, ha expresado la titular de Políticas Sociales.
 
Otro dato reflejo del buen funcionamiento del Sistema es que somos la Comunidad Autónoma de España que más rápido resuelve la solicitud de reconocimiento del Grado de Dependencia y la que más rápido hace efectivo la prestación del Servicio.
 
En total, para ambos procedimientos, Cantabria emplea una media de 120 días, “bastante por debajo de los 180 que marca la ley como tiempo máximo, y a años luz de los 15 meses que de media emplean el resto de comunidades autónomas”. 
 
Con el apoyo del Servicio Cántabro de Salud (SCS), en esta legislatura Políticas Sociales casi ha duplicado el número de profesionales formados y acreditados para reconocer y valorar el grado de dependencia, lo que, sumado a la revisión de los procedimientos con el fin de agilizarlos, ha permitido reducir considerablemente los tiempos hasta situarnos a la cabeza de España.
 
 

El ICASS destina 4 millones a transformar el modelo de cuidados de larga duración en...