martes. 29.11.2022
El Boletín Oficial de Cantabria (BOC) ha publicado hoy la resolución de la Consejería de Desarrollo Rural, Ganadería, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente por la que se regula el procedimiento de concesión del pago por servicios ambientales para explotaciones de ganadería extensiva que contribuyan a la conservación de la biodiversidad en zonas con presencia del lobo en Cantabria.
 
De esta manera, se ha concedido las subvenciones, por importe total de 1.035.705 euros, a 955 titulares de explotaciones profesionales de ganadería extensiva que contribuyen a la conservación de la biodiversidad en zonas con presencia permanente del lobo.
 
Los pagos son de concesión directa y la cuantía del pago es una prima anual por cabeza de ganado en régimen de ganadería extensiva en alguno de los municipios incluidos en la Zona 1 que contempla la zonificación del Plan de Gestión del Lobo en Cantabria en vigor desde 2019, y conforme a lo establecido en el Decreto 70/2021, de 19 de agosto, siendo nuestra Comunidad la única en toda España que tiene aprobado un mecanismo de compensación a los profesionales de la ganadería extensiva que conviven con el lobo, de este alcance y con estos objetivos, y que se seguirá aplicando en los años siguientes. Todos los solicitantes que cumplen los requisitos establecidos en dicho Decreto recibirán el pago, sumando los 955 sobre un total de 1.017 solicitantes.
 
De esta manera, se abonarán 20 euros por cabeza de ganado ovino o caprino, 15 euros por cabeza de equino y 10 euros por cabeza de ganado bovino, y los ganaderos que se han acogido a este pago deben contar con explotaciones activas en alguno de los 36 municipios de la zona 1 del Plan de Gestión, que suman el 56,84% de la superficie regional.
 
El consejero, Guillermo Blanco, ha destacado la importancia de estos pagos para que los condicionantes que la presencia de un depredador como el lobo produce en la ganadería extensiva, no hagan inviable, o comprometan de manera relevante, el mantenimiento y mejora de esta actividad productiva en nuestra región. Ha considerado que contribuirán a fortalecer la ganadería extensiva, “una actividad económica clave para las zonas rurales y que, por tanto, es esencial para luchar contra el despoblamiento”.
 
Tal y como ha explicado, “los problemas que causa el lobo no solo se limitan al hecho evidente de los daños sobre el ganado, que suponen una amenaza para la viabilidad de muchas explotaciones en zonas loberas, sino que desincentivan a aquellos jóvenes que quieren continuar con la actividad tradicional de la ganadería extensiva de sus predecesores y a los que se quieren instalar por vez primera en el medio rural como profesionales del sector primario”.
 
También ha recordado que estos pagos son independientes de las indemnizaciones por daños, que se abonan en toda la región y a todos los afectados, sean o no ganaderos profesionales, y de las ayudas para la adopción de medidas preventivas, a las que pueden concurrir todos los titulares de explotaciones y para cuya concesión en régimen de concurrencia competitiva se aplican criterios de incidencia de daños, entre otros.
 
De esta manera, se conforma un conjunto de herramientas de apoyo al sector ganadero que, junto con el necesario control de ejemplares y el seguimiento de la especie, constituyen el núcleo del Plan de Gestión del Lobo en Cantabria que ha validado el Tribunal Superior de Justicia de Cantabria rechazando todas las demandas de grupos ecologistas que pedían su anulación.

Cerca de un millar de ganaderos reciben los pagos del Gobierno de Cantabria por...