martes. 28.06.2022
La Consejería de Presidencia, Interior, Justicia y Acción Exterior del Gobierno de Cantabria prepara a unos 40 efectivos de emergencias, entre bomberos, técnicos de Protección Civil, policías locales y personal de Sala 112, en técnicas de intervención ante tentativas de suicidio.
 
El curso, incluido en el Plan de formación de emergencias y protección civil, se desarrolla en colaboración con el Cermi-Cantabria en el Parque de bomberos de Torrelavega, donde ha acudido esta tarde la consejera de Presidencia e Interior, Paula Fernández Viaña, para presenciar una de las prácticas.
 
Fernández Viaña ha señalado que se trata de un curso muy importante para el Gobierno de Cantabria para perfeccionar la intervención de los profesionales ante un problema social “gravísimo”.
 
Pese a las cifras, “es una estadística que está históricamente silenciada, pero es altísima después de la Covid, la crisis económica y la guerra, y es un problema de salud pública que debemos de afrontar de forma coordinada”, ha subrayado la consejera de Presidencia, que ha asegurado, además, la celebración de más acciones formativas especializadas en este ámbito.
 
El alcalde de Torrelavega, Javier López Estrada, ha considerado que el suicidio es una de las primeras causas de muerte no naturales y ha abogado por dotar de medios medios y herramientas adecuadas para salvar más vidas.
 
El presidente del Cermi-Cantabria, Ignacio Fernández, ha destacado el trabajo conjunto con la Dirección General de Interior para la realización del curso y ha opinado que el Gobierno de Cantabria es consciente del problema de los suicidios, por lo que ha defendido la elaboración de un plan transversal, donde estén incluidas propuestas de todas las consejerías implicadas en materia de educación, sanidad y emergencias. “El eslabón último es el de emergencias, pero el objetivo es contar con un plan conjunto”, ha dicho el presidente del Cermi
 
La acción formativa se desarrolla hasta mañana y consta de módulos teóricos y prácticos con ejercicios de mediación, negociación y recate de personas en este tipo situaciones de peligro.
 
En concreto, está orientado a dar respuestas a los diferentes gestores en emergencias, para poder hacer frente a una situación de intento de suicidio desde los servicios intervinientes. Se trabajará la parte teórica de cómo se llega a una situación así, las tipologías de escenarios que se pueden encontrar, y se abordarán las herramientas para conectar a las personas en esa situación con la vida.
 
En la parte práctica se realizarán unas simulaciones de actuaciones directas, orientadas a personas intervinientes, como bomberos y policías. Se entrenarán tácticas de contención, abordaje, seguridad en altura, y demás elementos clave para que una intervención pueda llevarse a cabo con éxito.
 
El curso, que se incluye en el convenio de colaboración entre el Cermi Cantabria y la Consejería de Presidencia, tiene como instructores a profesionales de la Asociación Internacional de Bomberos y Psicólogos.
 
Las muertes por suicidio nunca tienen un único detonante, sino que son el resultado de factores psicológicos, biológicos y sociales que tienen tratamiento. Las personas con conductas suicidas y sus allegados pueden recibir ayuda las 24 horas llamando al 112, al 061 y al teléfono de ámbito nacional 024.
 
 

Unos 40 efectivos de emergencias se forman en prevención e intervención en suicidios
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad