viernes. 31.03.2023
La asistencia sanitaria en el municipio de Campoo de Yuso se ha visto deteriorada especialmente en estos últimos meses.  Actualmente el consultorio de La Costana cuenta con un enfermero para la atención a los pacientes de la zona, pero desde septiembre de 2021 no dispone de médico general, lo que provoca que los vecinos tengan que trasladarse a Reinosa para ser atendidos, e incluso, para pedir una simple receta. 
 
Este problema sanitario no incumbe exclusivamente a nuestro municipio, pero por el sector poblacional que en él reside, quizás sea uno de los más afectados.
 
Hace ya bastante por no decir mucho tiempo que todos los habitantes de la comarca campurriana venimos padeciendo una falta continuada de médicos y personal sanitario (médicos de familia, pediatras, urgencias pediátricas…), que se refleja en una deficiente atención sanitaria tanto en el Centro de Salud “Campoo -  Los Valles” centro de referencia sanitaria comarcal como en el resto de consultorios rurales.
 
Los propios profesionales sanitarios también lo han reconocido y manifestado públicamente en un comunicado emitido el pasado día dos de diciembre, en el que informaban de la delicada situación asistencial por la falta de personal facultativo, llegándola a calificar de insostenible.
 
Médicos y enfermeros del Centro de Salud de Reinosa y del resto de  Cantabria, en general, continúan trabajando muy por encima de sus posibilidades, sufren las consecuencias de la sobrecarga y presión asistencial derivada de la pandemia y están un poco hartos de la ausencia de dirección y de estrategias claras de la Consejería de Sanidad. Todos los problemas se han agravado y a la escasez estructural de profesionales y unas condiciones de trabajo durísimas, siguen estando presentes la falta de recursos, de gestión y de interlocución.
 
Estas circunstancias descritas, unidas a las sucesivas olas de la pandemia de la Covid-19, exigen redoblar esfuerzos y reforzar los servicios públicos esenciales, en lugar de reducirlos y abandonarlos, que es la vía por la que está optando la Consejería de Sanidad.
 
A través de los medios de comunicación, hemos sabido que las razones que la Consejería de Sanidad esgrime para justificar los cierres o reducciones de personal facultativo son siempre de carácter técnico y numérico, olvidándose del factor humano.
 
Si volvemos a centrarnos en nuestra Comarca y Municipio la situación se agrava. Estamos hablando de la asistencia sanitaria en un entorno eminentemente rural, con población envejecida, con especiales condiciones geográficas y con una climatología muy adversa en los meses de invierno; factores todos ellos que ocasionan serias dificultades para desplazarse a otro municipio a un amplio sector poblacional, especialmente al de mayor edad.
 
Al problema del desplazamiento hay que añadir la falta de seguimiento y control médico, la atención o consulta telefónica sin la exploración directa de los pacientes, la falta de un facultativo de referencia en el centro de salud de Reinosa que atienda a los usuarios de Campoo de Yuso, ya que cada día es un profesional distinto quien se encarga de esta atención.
 
“La mayoría de la población del municipio es mayor de 60 años y que les atienda cada vez un médico nuevo les genera estrés”, declara Silvia Gómez, presidenta de la Junta Vecinal de La Costana.” 
 
Siempre las zonas más desfavorecidas, con una densidad de población escasa, son de nuevo las castigadas y las olvidadas por las administraciones públicas.
 
La España vaciada de la que tanto se habla actualmente sigue sin recibir las ayudas, los apoyos y los servicios básicos necesarios para poder sobrevivir. Todo se queda en palabras y frases repetitivas y retóricas pero vacías de contenido.
 
Luego nos preguntamos por qué la Cantabria rural y los valles interiores, en especial los del sur de la Comunidad, se despueblan y nos echamos las manos a la cabeza, puesto que todos sabemos que las soluciones pasan por disponer de los mismos servicios básicos que los demás ciudadanos, vivamos donde vivamos. 
 
La preocupación por la situación sanitaria está presente en todos y cada uno de los vecinos de Campoo de Yuso, que ven cada día más cercano el cierre del consultorio, con importantes consecuencias para todos, incluida la propia farmacéutica que también deberá cerrar su despacho de farmacia.
 
En más de una ocasión este Consultorio ha estado abocado a su desaparición y gracias al esfuerzo y las negociaciones con la Consejería de Sanidad llevadas a cabo por iniciativa de los concejales del grupo popular, se consiguió mantenerlo abierto prestando servicios de médico y enfermería los cinco días de la semana.
 
El Grupo Popular del Ayuntamiento de Campoo de Yuso, haciéndose eco del enfado, frustración y desasosiego del vecindario de Yuso, promovió  la moción que se debatió en el Pleno de la Corporación el pasado mes de marzo, contando con el apoyo del Grupo Regionalista, gobernante en el municipio, y propició la reunión con la Gerencia de Atención Primaria del Servicio Cántabro de Salud el día 29 de marzo.
 
En dicho encuentro que mantuvieron el alcalde de Campoo de Yuso, Eduardo Ortiz, la concejala de Sanidad, Noelia González y el concejal del Partido Popular, Roberto Argüeso, con miembros de la gerencia de Atención Primaria del SCS, éstos últimos declararon que existe escasez de médicos a nivel regional y que la comarca campurriana es una zona menos atractiva como destino, pero que comprenden la situación y “están trabajando para buscar una solución” y su intención es  no “cerrar ningún consultorio”.
 
Roberto Argüeso, como portavoz del Grupo Popular de Campoo de Yuso, argumenta que, si en un plazo razonable de tiempo no hay una solución, desde el grupo municipal se plantearán trasladar la problemática sanitaria al Parlamento, ya que es un tema muy serio el de la salud y siempre lo sufren los ciudadanos del entorno rural.
 
 

El Grupo Municipal del Partido Popular en Campoo de Yuso denuncia el deterioro de la...