lunes 6/12/21

El consejero de Desarrollo Rural, Ganadería, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Guillermo Blanco, ha mostrado su satisfacción por la celebración de las ferias ganaderas en Cantabria, de las que ha dicho, “son motor económico de las diferentes comarcas y un importante acto social porque hay mucha gente que no se encuentra si no es aquí”.

El consejero ha visitado hoy la XXXII Feria de año de Requejo que ha vuelto a reunir en ‘La Campa’ a miles de reses de toda la comarca de Campoo Los Valles y zonas limítrofes, después de la obligada suspensión del año pasado con motivo de la pandemia, donde ha dicho que su Consejería “siempre tiene las puertas abiertas al servicio del sector”.

Guillermo Blanco ha añadido que los ganaderos son los protagonistas y “merecen exhibir y traer lo que ellos tienen”.

Ha animado también a los ganaderos de la región a seguir trabajando por la mejora de nuestra cabaña ganadera, a pesar de todas las dificultades con las que se enfrentan, “porque el sector primario es el pilar de la economía, no ya de Cantabria, sino de España”.

El consejero ha visitado hoy la XXXII Feria de año de Requejo que ha vuelto a reunir en ‘La Campa’ a miles de reses de toda la comarca de Campoo Los Valles y zonas limítrofes, después de la obligada suspensión del año pasado con motivo de la pandemia, donde ha dicho que su Consejería “siempre tiene las puertas abiertas al servicio del sector”.

Bajo la organización del Ayuntamiento, la feria reúne, sobre todo, ganado vacuno y caballar, pero también van a acudir ganaderos de ovino, caprino, e incluso se podrán ver alpacas y gallinas.

Durante su visita el consejero ha estado acompañado por el alcalde del municipio, Pedro Manuel Martínez, y por otros miembros de la corporación.

Como es tradicional, el ayuntamiento ha hecho entrega de campanos, zumbas y cabezadas a todos los ganaderos asistentes, pero debido al covid no ha habido comida ni los torreznos y choricillos de otros años.

Las normas no deben arrinconar al medio rural

Guillermo Blanco ha tenido palabras de queja contra las últimas normas sobre el lobo o la del bienestar animal que en su opinión “exceden las obligaciones que tienen los gobiernos y van en contra de las personas que viven en los pueblos”.

Ha añadido que “ el día en que los ganaderos dejen de producir carne y leche, tendrán que ser los gobiernos quienes contraten personal para producirlo y nosotros no podemos ser un obstáculo”.

Blanco visita la Feria de Ganado de Requejo que ha reunido a 2600 reses y 90 ganaderías